Conoce nuestra tradición familiar

EL ORIGEN IMPORTA

Conoce nuestra tradición familiar viajando a un pequeño pueblo en el corazón de La Mancha, Mora. Aquí nos hemos dedicado a la elaboración artesana de auténtico queso manchego desde 1999.

En primer lugar, nuestros quesos proceden de una ganadería única, lo que permite controlar la calidad del producto en todo momento y elaborar todo el proceso de forma artesanal.

En la actualidad, nos dedicamos a la producción y comercialización únicamente de queso artesano 100% puro de oveja y queso manchego ecológico. Siendo este último nuestra principal propuesta de valor.

Finalmente, la materia prima y el cuidado tradicional de nuestra elaboración nos permite ofrecer una calidad excepcional en una gama extensa de sabores y curaciones.

Comer bien es una necesidad, comer saludable es un arte.

CONOCE NUESTRA TRADICIÓN FAMILIAR Y NUESTROS QUESOS 

Una completa gama de productos, tiernos, semicurados, curados, añejos, con aceite de oliva virgen extra, ecológicos, con leche cruda o leche pasteurizada. Todos elaborados con la misma filosofía y procesos tradicionales para lograr deliciosos sabores y texturas, con la misma calidad.

MAESTRO QUESERO

Conoce nuestra tradición familiar de la mano de nuestro Maestro Quesero. Don Luis Sánchez de Rojas es uno de nuestros pilares fundamentales y el verdadero motor del área de producción.

Don Luis, con su experiencia y motivación, transfiere a nuestros productos pasión, paciencia y método hasta alcanzar los niveles de excelencia que perseguimos en nuestra Quesería.

Por otro lado, logramos una producción anual de 300.000 piezas de queso en unas instalaciones técnicamente perfectas, con nuestra propia estación de producción de energía eléctrica y térmica para reducir el impacto medioambiental.

CALIDAD DE LA LECHE

Contamos con una cabaña ovina de más de 3.500 ovejas de las razas Manchega y Lacaune, que pastan en largos paseos por los verdes Montes de Toledo. Además, cuidamos hasta el último detalle la alimentación de todas ellas para obtener una calidad y un sabor excepcional.

La finca cuenta con más de 2.000 hectáreas de Encinas, Nogales, Olivos y campos de forraje, donde nuestras ovejas se alimentan libremente rodeadas de naturaleza autóctona.

Un proceso de ordeñado respetuoso, en el momento justo y cumpliendo todos los estándares europeos para obtener una leche auténticamente manchega.